Política

Adelante Andalucía | Se consuma la ruptura de Adelante Andalucía: Teresa Rodríguez, diputada no adscrita – El Salto

Adelante Andalucía | Se consuma la ruptura de Adelante Andalucía: Teresa Rodríguez, diputada no adscrita - El Salto


20 días después, la agonía llega a su fin. La Mesa del Parlamento ratifica su propia decisión del 28 de octubre de expulsar a Teresa Rodríguez y otros siete diputados del grupo parlamentario Adelante Andalucía y considerarlos no adscritos, tras ser acusados de transfuguismo por su antiguo partido, Podemos. La decisión ha contado con los votos a favor del PSOE, Ciudadanos y Vox, y la abstención del PP. Los socios de gobierno conservador se intercambian los papeles. El mes pasado, era Ciudadanos quien se abstenía y el PP votaba a favor. Marta Bosquet, la presidenta del Parlamento, se convertía así en la mayor baza de los anticapitalistas para sostener a sus diputados afines. De hecho fue la dirigente naranja, apoyada en unos populares dubitativos, quien permite dejar en suspenso la decisión de la expulsión, que fue celebrada por Rodríguez y los suyos como una reincorporación.

Sin embargo, con las dudas jurídicas encima de la Mesa, entra la política. El partido de Arrimadas venía desde el mes de julio propiciando la resurrección del pacto antitransfuguismo, que llevaba 10 años sin reunirse, como parte de su frecuente discurso de regeneración política. Aunque en la trastienda también estaba la alcaldía de Granada, ocupada por Luis Salvador fruto de un acuerdo con el PP y Vox. Una de las pocas plazas fuertes que conservan los naranjas y que pende de un hilo en manos de un tránsfuga popular, Sebastían Pérez, que podría cortarlo firmando una moción de censura junto a PSOE y UP. Otro caso de transfuguismo, este en las filas de los naranjas de la Diputación de Málaga, el de Juan Cassá, viene tensionando la relación PP-Cs precisamente porque los naranjas lo consideran tránsfuga pero los populares lo mantienen en el gobierno provincial.


Adelante Andalucía


Adelante Andalucía agoniza en la Mesa del Parlamento

La prórroga de la Mesa del Parlamento andaluz para decidir sobre el estatus parlamentario de Teresa Rodríguez y otros siete diputados alarga la agonía de Adelante Andalucía, cuyos socios se enzarzan en confrontación sin fin en redes y prensa. Una noticia sin firma lanzada desde Publicaciones del Sur acusa al PCE de reunirse con Vox para acordar la expulsión de Rodríguez. La Mesa del Parlamento volverá a reunirse mañana miércoles 18. Ciudadanos anuncia que votará a favor de la expulsión.

El día 11 de octubre, el mismo día que la Mesa del Parlamento aplaza una semana más su decisión sobre el conflicto de Adelante, el vicesecretario general de Ciudadanos, José María Espejo-Saavedra, presumía de un preacuerdo en la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo suscrito por 11 formaciones políticas y se daban 10 días para que los otros 12 partidos se sumasen. Desde Anticapitalistas valoraban el retraso de la Mesa conectándolo con este hecho, entendiendo que existía un pacto ad hoc para expulsarles. Sin embargo, las fechas no encajaban, pues como señala la diputada afín a Rodríguez, Maribel Mora, los demás partidos miembro de dicha comisión de seguimiento pueden aún presentar propuestas a ese preacuerdo. Además, desdiciendo las acusaciones de los anticapitalistas de que Vox estaría dentro del acuerdo para expulsarles, los ultraderechistas están hoy fuera de la renovación del pacto antitransfuguismo.

Sin embargo, ayer por la tarde, Ciudadanos anuncia que votará a favor de la expulsión de Rodríguez y los suyos “en aplicación de los acuerdos alcanzados y suscrito por la mayoría de fuerzas políticas en el marco del Pacto Antitransfuguismo a nivel nacional”. Sin estar cerrada, la formación naranja opta por aplicar la III adenda, en la cual se define al tránsfuga como “cualquier representante que haya sido expulsado o abandonado una formación y que es la propia formación quién determina, en caso de duda, quién es o no un tránsfuga”. Una definición en la que entrarían Pérez, Cassá y Rodríguez. Un apelativo que el líder naranja en la comunidad, el vicepresidente Juan Marín, no otorgaba a Teresa Rodríguez preguntado por el conflicto de Adelante, el cual queda desautorizado con esta decisión de su dirección estatal.

Comienza ahora el viacrucis legal. La decisión de la Mesa no está jurídicamente clara. Tanto PP como Ciudadanos vienen advirtiendo de que el informe de los servicios jurídicos del Parlamento era ambiguo. Anticapitalistas recurrirá al Tribunal Constitucional.

La agonía parlamentaria llega así a su fin. Pero comienza ahora el viacrucis legal. La decisión de la Mesa no está jurídicamente clara. Tanto PP como Ciudadanos vienen advirtiendo de que el informe de los servicios jurídicos del Parlamento era ambiguo. Marín decía hoy en una entrevista en CanalSur que “existe una laguna jurídica enorme en el reglamento de la cámara”. El portavoz popular, José Antonio Nieto, aseguraba que el informe jurídico sería “el eje sobre el que va a pivotar” la decisión del PP. Y ese eje les ha llevado a la abstención.

Anticapitalistas, que tilda la decisión de “aberración” y “prevaricación”, viene anunciando desde el comienzo del debate en la Mesa que recurrirían a los tribunales si la decisión no les era favorable. La diputada Maribel Mora, abogada, alertaba ayer de lo prematuro de esta aplicación del pacto antitransfuguimo porque “no tiene entidad jurídica alguna, ni repercusión inmediata y lo que se intenta es que esto se traslade a normas como la Ley Electoral General, la Ley de Bases Locales o los reglamentos parlamentarios, intentando que los casos de transfuguismo no se den”.

No adscritos

Los diputados que pasan a ser no adscritos son los ya exportavoces adjuntos Angela Aguilera y José Ignacio García, el que fuese secretario de organización de Podemos Andalucía, Nacho Molina, así como la malagueña Vanessa García, la onubense María Gracia González, la cordobesa Luz Marina Dorado y el almeriense Diego Crespo, además de la propia Teresa Rodriguez que obtuvo su escaño por la provincia de Málaga.

Paradójicamente, Rodríguez y sus siete compañeros compartirán condición con la diputada procedente de Vox, Luz Belinda Rodríguez, que abandonó el grupo ultraderechista tras acusarles de acoso laboral. La condición de diputado no adscrito mengua la capacidad política del representante electo. Limita el cupo de iniciativas que puede presentar, quedan sin turno de preguntas al presidente de la Junta en las sesiones de control y sin asignación económica. Conservan el salario y la posibilidad de pertenecer a comisiones así como de recabar información de la administración.

Adelante Andalucía queda reducida a 9 diputados. 6 de Izquierda Unida, liderados por la nº 2 de la formación y portavoz del grupo, Inmaculada Nieto, y tres afines a Rodríguez: la onubense Maribel Mora, la granadina Ana Villaverde y la sevillana Mari García Bueno. Sin embargo, en virtud del pacto antitransfuguismo, la asignación presupuestaria que el Parlamento concede al grupo para su funcionamiento, 1.665.933,84 euros, permanecerá intacta a pesar de la merma en el número de parlamentarios. Justamente, la falta de acuerdo entre Podemos y Anticapitalistas sobre cómo repartir estos fondos ha sido uno de los desencadenantes de este desenlace.



Source link

También pueden gustarte

Leer más