Farándula

Como van cambiando los gustos musicales

Sabemos que los gustos musicales comienzan a cristalizarse tan pronto como a los 13 o 14 años.

Cuando estamos en nuestros 20 años, estos gustos se bloquean en su lugar con bastante firmeza.

De hecho, los estudios han encontrado que cuando cumplimos 33 años , la mayoría de nosotros hemos dejado de escuchar música nueva.

Mientras tanto, las canciones populares lanzadas cuando estás en la adolescencia es probable que sigan siendo muy populares entre tu grupo de edad por el resto de tu vida.

Los gustos musicales y los recuerdos

Podría haber una explicación biológica para esto.

Hay evidencia de que la capacidad del cerebro para hacer distinciones sutiles entre diferentes acordes, ritmos y melodías empeora con la edad.

Entonces, para las personas mayores, las canciones más nuevas y menos familiares pueden “sonar igual”.

Hay algunas razones más simples para la aversión de las personas mayores a la música más nueva.

Una de las leyes más investigadas de la psicología social es algo llamado ” efecto de mera exposición”.

En pocas palabras, significa que cuanto más estamos expuestos a algo, más nos gusta.

Esto sucede con las personas que conocemos, los anuncios que vemos y, sí, las canciones que escuchamos.

Cuando estás en la adolescencia, probablemente pases una buena cantidad de tiempo escuchando música o viendo videos musicales.

Tus canciones y artistas favoritos se vuelven partes familiares y reconfortantes de tu rutina.

Pero para cuando cumples de 30 años, las obligaciones laborales y familiares aumentan, por lo que hay menos tiempo para descubrir música nueva.

En cambio, muchos simplemente escucharán viejos y conocidos favoritos de ese período de sus vidas cuando tenían más tiempo libre.

La investigación en psicología ha demostrado que las emociones que experimentamos cuando somos adolescentes parecen más intensas que las que vienen después.

Esto podría explicar por qué las canciones que escuchamos durante este período se vuelven tan memorables y queridas.

También pueden gustarte

Leer más