Economía

¿Cuáles son los verdaderos riesgos de los suplementos dietéticos?

En el mundo hay millones de personas que toman suplementos dietéticos naturales y todos se sientes más seguros, pero no debería ser así.

La gran mayoría de los consumidores (84%) confía en que los productos son seguros y efectivos.

“los consumidores corren riesgos reales si usan suplementos dietéticos no verificados independientemente por laboratorios externos acreditados”, comenta Michael White, profesor y Jefe del Departamento de Práctica de Farmacia, Universidad de Connecticut.

Los riesgos de los suplementos

Los metales pesados, que se sabe que causan cáncer, demencia y huesos quebradizos, contaminan muchos suplementos dietéticos.

Un estudio de 121 productos reveló que el 5% de ellos superó el límite de consumo diario seguro de arsénico.

El dos por ciento tenía exceso de plomo, cadmio y aluminio; y el 1% tenía demasiado mercurio.

En junio de 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos incautó 300,000 botellas de suplementos dietéticos porque sus píldoras contenían niveles excesivos de plomo.

Los hongos tóxicos también se encontraban en muchos de los suplementos, y los recuentos de numerosos productos excedieron los límites aceptables establecidos por la Farmacopea de los Estados Unidos.

La contaminación fúngica de los suplementos dietéticos se ha relacionado con daños graves en el hígado, intestinos y apéndices.

Por su parte, algunos suplementos dietéticos contienen medicamentos, sin embargo, los fabricantes no divulgan esa información a los consumidores.

Con frecuencia, los medicamentos ocultos son experimentales y, en algunos casos, se eliminan del mercado porque son peligrosos.

Cientos de productos para la pérdida de peso, la disfunción sexual y el desarrollo muscular están adulterados con sustancias inferiores o nocivas.

Pero la Ley de Salud y Educación de Suplementos Dietéticos de 1994 permite a los fabricantes vender suplementos dietéticos sin proporcionar pruebas de su calidad a la FDA.

En cambio, depende de la FDA demostrar que un producto no es seguro y sacarlo del mercado.

Fuente: The Conversetion

 

También pueden gustarte

Leer más