Farándula

Diez destinos a los que hay que ir alguna vez, según la lista definitiva de Lonely Planet

Diez destinos a los que hay que ir alguna vez, según la lista definitiva de Lonely Planet


1. Petra, Jordania

Monasterio nabateo de Petra
Monasterio nabateo de Petra – EFE/EPA/ANDRE PAIN

Petra, Jordania

La antigua ciudad de Petra se encuentra en el valle de la Aravá, y es una ciudad excavada y esculpida en la piedra. Los constructores fueron los nabateos, una tribu árabe que se estableció en la zona sobre el VI a. C., que hicieron prosperar la ciudad por ser zona de paso entre las rutas de la seda y las especias entre China, la India y Arabia con Egipto, Grecia y Roma.

2. Galápagos, Ecuador

Una pareja de iguanas marinas bajo un cielo dominado por albatros
Una pareja de iguanas marinas bajo un cielo dominado por albatros – Pilar Arcos

Galápagos

A casi mil kilómetros de Guayaquil, las Galápagos es un archipiélago volcánico aún en formación. Descubiertas por casualidad en 1535 en un viaje al Perú de Fray Tomás de Berlanga, obispo de Panamá, son uno de los pocos paraísos casi vírgenes que quedan en la tierra, con unos paisajes primigenios por los que parece no haber pasado el tiempo.

3. Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, Australia

Decenas de turistas ascendieron en octubre de 2019 al Uluru, el monolito rojo sagrado para los aborígenes australianos, para intentar alcanzar la cima antes de que entrara en vigor la prohibición de escalarlo
Decenas de turistas ascendieron en octubre de 2019 al Uluru, el monolito rojo sagrado para los aborígenes australianos, para intentar alcanzar la cima antes de que entrara en vigor la prohibición de escalarlo – EFE/ Lukas Coch

Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, Australia​

El Uluru, declarado Patrimonio de la Humanidad y sagrado para el pueblo aborigen Anangu, es una inmensa mole rocosa de 348 metros de altura y 9 kilómetros de contorno que se levanta en medio del desierto australiano y dentro del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta.

4. Delta del Okavango, Botsuana

Delta del Okavango
Delta del Okavango – BOTSWANA TOURISM

Considerado uno de los escasos sistemas de deltas interiores del mundo que carece de desembocadura al mar. La región, descrita como el «diamante» del Kalahari, es un oasis que contrasta con la aridez general del país.

5. Parque Nacional Yellowstone, EE.UU.

Gran Fuente Prismática en el Parque Nacional de Yellowstone
Gran Fuente Prismática en el Parque Nacional de Yellowstone – Efe

Más de 500 géiseres activos brotan en el enorme y humeante paisaje de Yellowstone, se recuerda en el libro. Y hay fuentes termales para visitar. La vida salvaje es quizás un atractivo aún mayor. Aquí las cinco grandes criaturas son el bisonte, el borrego cimarrón, el alce, el oso y el lobo.

6. Lago Bled, Eslovenia

Lago Bled
Lago Bled – AFP / HRVOJE POLAN

Este lago de agua azul verdoso con una iglesia blanca en una isla verde, colindante con un castillo con techo de terracota y respaldado por los Alpes Julianos cubiertos de nieve es el principal atractivo de Eslovenia.

7. Cataratas de Iguazú

Turistas ante el espectáculo de las cataratas de Iguazú
Turistas ante el espectáculo de las cataratas de Iguazú

El Parque Nacional Iguazú se halla muy cerca de Puerto Iguazú, Provincia de Misiones, al norte de Argentina, limitando con Brasil y Paraguay. Posee una superficie de 67.720 hectáreas que conforman parte de la Selva Paranaense. El gran protagonista del parque es el Río Iguazú, «agua grande» en guaraní, que desemboca en el Paraná y corre con una anchura de 2.700 metros, salpicando islas e islotes para desembocar en este barranco de lava formado hace 120 millones de años. De los 275 saltos de agua, el mayor de ellos tiene 80 metros de altura. El 80 por ciento de los saltos pertenece a Argentina y el resto es de Brasil.

8. Angkor, Camboya

Al atardecer, la romántica estampa del templo de Angkor se refleja en el foso que lo rodea
Al atardecer, la romántica estampa del templo de Angkor se refleja en el foso que lo rodea – Pablo M. Díez

Angkor Wat, el más famoso de los sitios de Angkor, es una representación del monte Meru, centro del universo y morada de los dioses hindúes. Pero más allá de Angkor Wat en este lugar hay más de mil templos y santuarios.

9. Salar de Uyuni, Bolivia

Un hombre caminando en el Salar de Uyuni, que ocupa una superficie de 10.000 kilómetros cuadrados de la regiónboliviana de Potosí
Un hombre caminando en el Salar de Uyuni, que ocupa una superficie de 10.000 kilómetros cuadrados de la regiónboliviana de Potosí – EFE/Martin Alipaz

El salar de Uyuni, en Bolivia, es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo, con una superficie de 10.582 km y es el principal reclamo turístico del país con más de 60.000 visitantes anuales. El área que hoy ocupa este desierto estaba cubierta hace 40.000 años por el lago Minchinnota y posteriormente, hace 11.000 años, por el lago Tauca o Tauka. Con la evaporación del agua solo quedó la sal que vemos hoy día, dispuesta en unas diez capas diferentes.

10. Trekking en el Annapurna en Nepal

Templo Swoyambhunath
Templo Swoyambhunath – EPA-PHOTO/EPA/HARISH TYAGI

Nepal ofrece templos dorados, encantadores pueblos en las colinas, observación de la vida silvestre en la jungla y el increíble paseo por el macizo de Annapurna. El Circuito Annapurna es uno de los trekkings más legendarios de Nepal y del mundo. Ofrece una combinación de hermosas vistas de los grandes macizos Annapurna y Dhaulagiri por una parte, y por otra, la riqueza cultural de los pueblos de la cordillera del Himalya.



Source link

También pueden gustarte

Leer más