Política

Ecofeminismo | Ecofeminismos reunidos – El Salto


Desde hace tiempo habíamos detectado la necesidad de conocer la realidad de las experiencias ecofeministas de todo el territorio para dar visibilidad a estos colectivos, amplificar su radio de acción y disponer de una herramienta que sirviera para tender puentes entre ellos y compartir maneras de hacer.

Es por esto que surgió la idea de elaborar este mapa, destinado tanto a facilitar los vínculos entre los grupos afines como a proporcionar información a un público más general que quiera entrar en contacto con estos enfoques. Nos referimos a aquellos modelos que, siendo conscientes de los límites de la Tierra y de los seres humanos, priman los cuidados hacia la Naturaleza y las personas.

Con estas premisas, diseñamos un formulario online a través del cual recogimos la información de los proyectos que querían participar, lo que nos permitió analizar cualitativamente las prácticas internas y externas de dichas experiencias. Ante la diversidad de iniciativas existentes decidimos incluir aquéllas que integran de manera transversal el feminismo, el ecologismo, la perspectiva decolonial e interseccional, la economía feminista, el autocuidado, la autogestión de la salud, el empoderamiento, el apoyo mutuo, el funcionamiento asambleario y horizontal, herramientas participativas, sensibilización en valores ecofeministas, la creación de espacios de seguridad para mujeres, consumo responsable, la reutilización de materiales, la revalorización de las tareas reproductivas y los cuidados, entre otras. Todas ellas tienen un carácter no lucrativo.

Cómo usar este mapa

Los proyectos están organizados según su actividad principal de trabajo aunque realicen otras actividades en diferentes ámbitos. Los modelos de organización son muy plurales: asociaciones, cooperativas, grupos activistas, comunidades de convivencia y otros.

El mapa ofrece la posibilidad de filtrar las iniciativas en función de su actividad principal o actividades secundarias. También es posible localizar las iniciativas escribiendo su nombre en la casilla de búsqueda. En cada una de ellas se visualiza una breve descripción de la misma, los ámbitos donde actúan y las aportaciones más importantes, a modo de palabras clave, de cada una de ellas. A continuación se describen algunas aportaciones del ecofemisnimo en cada una de estas temáticas.

Qué encontrarás en el mapa

Muchos de los proyectos recogidos en el mapa se orientan hacia actividades relacionadas con la agroecología y la soberanía alimentaria, cuyo objetivo es lograr una producción alimentaria más justa y sostenible como alternativa al modelo agroindustrial dominante. Algunos son productores de alimentos, otros promueven grupos de consumo responsable. La soberanía alimentaria se considera clave para una economía circular y una de las estrategias más emancipadoras que la sociedad tiene, en cierto modo, a su alcance: los circuitos cortos de comercialización protegen a las comunidades rurales de la explotación y permiten dejar de depender de recursos materiales de la Tierra (suelo, energía y materias primas) que, principalmente, provienen de los países del Sur global. Esta propuesta permite además reducir el transporte, el envasado y la contaminación.

Otro bloque temático incluye múltiples iniciativas relacionadas con aspectos teóricos del ecofeminismo. Unas ponen el foco en la educación. Trabajan desde la educación formal e informal, con metodologías participativas y apuestan por un cambio de modelo socioeconómico. Muchas, a las que hemos agrupado con el nombre de justicia social, luchan por una redistribución más equitativa de la riqueza, por impulsar un mundo decrecentista, social y ecológicamente más justo. Otras son grupos de trabajo que aportan esa mirada ecofeminista a sus propias organizaciones; o promueven debates sobre ecofeminismo y estimulan un pensamiento crítico; en algunos casos llevan sus reivindicaciones al activismo. El ecofeminismo también se hace presente en la investigación académica. Muestra de ello son algunos equipos de trabajo de entornos universitarios que hacen un abordaje teórico-práctico del mismo entre sus líneas de trabajo.

Diversas iniciativas apuestan por dignificar el ámbito de los cuidados y del trabajo en el hogar, especialmente de mujeres migrantes, garantizando sus derechos sociales y laborales, algunas mediante la prestación de servicios en los sectores de la limpieza, los cuidados y el sector socio-educativo. También están representadas en el mapa aquellas iniciativas que ponen énfasis en los cuidados desde un punto de vista relacional. Éstas pretenden favorecer unos vínculos de más calidad a través del respeto y la escucha.

La salud también ocupa un espacio importante en estos proyectos. Muchos hablan de una salud comunitaria desde el empoderamiento y la participación. Otros se centran en la autogestión de la salud individual, elaborando productos cosméticos orgánicos o divulgando una menstruación más consciente. En conjunto estos colectivos defienden que los contaminantes químicos de los productos de limpieza y cosméticos afectan de forma específica a las mujeres.

Las iniciativas que están más enfocadas a la arquitectura y al urbanismo feminista entienden las ciudades como organismos vivos. Aspiran a ciudades más resilientes, productivas (que generen recursos localmente), con menor pérdida de recursos en los procesos y mejor reutilización de residuos (economía circular), y más igualitarias. Defienden también una movilidad y unos edificios más humanos y algunas de ellas proponen viviendas colaborativas para la última etapa de la vida.

Otras áreas temáticas menos representadas en el mapa, aunque también presentes, son el arte y la cultura, la conservación de la biodiversidad, los residuos, la energía. Es muy interesante, por ejemplo, la recuperación de la historia que llevan a cabo algunas iniciativas a través de la recogida de testimonios de mujeres ancianas.

Una trenza que seguirá creciendo

Con la idea de ampliar esta trenza, se hará una presentación virtual de este mapeo seguida de un espacio de debate y reflexión en el que participen las iniciativas registradas y cualquier otra persona interesada. Está prevista también la celebración de otros posibles encuentros virtuales entre proyectos afines incluidos en el mapa, tratando de favorecer el establecimiento de una red tan necesaria para cualquier avance social. Igualmente, se crearán conexiones con otros mapeos colaborativos apostando por un aprendizaje mutuo.