Internacionales

El altsimo coste del populismo

El altsimo coste del populismo


El futuro econmico de Espaa es rehn de una coalicin inoperante condicionada por la demagogia de Iglesias

BORJA PUIG

No son los Presupuestos que necesita Espaa por muchas razones. Porque nacen desfasados, en primer lugar. La previsin macroeconmica en la que se basan no contempla el impacto devastador de la pandemia en la recaudacin -especialmente de la segunda ola, que quiebra la recuperacin-, lo que arruina la expectativa de ingresos que el Gobierno pretende colar a Bruselas. No son unas cuentas realistas, y no las volver ms progresistas el nmero de veces que se repita ese mantra en una comparecenc

ia a dos -Snchez e Iglesias- diseada para contraprogramar el psimo dato de paro, que suma 355.000 desempleados ms en el tercer trimestre.
El futuro econmico de Espaa es

rehn de una coalicin inoperante

. Que ha tardado semanas en ponerse de acuerdo consigo misma -las discrepancias entre PSOE y Podemos hasta la vspera llevaron a Iglesias a amenazar con votar en contra- y ahora necesita el apoyo del resto de fuerzas y de Europa. Puesto que el ajuste exigido por la situacin pandmica no aparece por ningn lado y en cambio se anuncian hasta

25 subidas de gasto

, parece obvio ya que Snchez desprecia la lnea ms moderada que ofreca Cs y opta por

los socios ms radicales del arco parlamentario

, a los que terminar de convencerles con todas las cesiones a la carta que sean necesarias. Ms difcil ser persuadir a Bruselas, de quien dependen los fondos de recuperacin y transformacin, la mitad de ellos sujetos a condiciones.
El problema de este Gobierno es que arrastra el pecado original del insomnio de Snchez. Atado por los 35 escaos de Podemos, el presidente ha tenido que conceder al vicepresidente no solo el foco de la presentacin sino el compromiso de topar el precio del alquiler,

medida demaggica cuyos efectos contraproducentes sobre el mercado han sido suficientementes testados

, adems de subidas de impuestos en todos los frentes. Los cambios en el IRPF, a los que los ministros socialistas se oponan, perjudicarn tambin a las clases medias. Pablo Iglesias -que se permiti atacar veladamente a Escriv por los problemas del ingreso mnimo- se arrog tambin la subida en Patrimonio, la limitacin de las exenciones en Sociedades, el establecimiento de una tributacin mnima del 15% para sociedades de inversin inmobiliaria y la reduccin de las desgravaciones para los planes de pensiones. Todo esto adems del incremento del IVA a las bebidas azucaradas, la figura sobre los envases de plstico o la denominada fiscalidad medioambiental: el impuesto al disel afectar a millones de conductores.
Espaa ser as el nico pas de Europa que adoptar una poltica general de alza impositiva en medio de la crisis.

El manido reclamo de que se restringe la presin fiscal a los ricos no se sostiene

: el efecto destructivo sobre el crecimiento y el empleo lo sentir la mayora de los ciudadanos, pero el Gobierno parece centrado en proteger al funcionariado con una subida salarial que apesta a electoralismo. De nada sirve prometer un 10% ms de inversin social en sanidad o dependencia si la actividad privada que debe pagarlo se desploma y si los acreedores comienzan a advertir un nivel de endeudamiento insostenible. Pero este es el altsimo coste del populismo cuando se le da el poder.

Para seguir leyendo gratis



Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarte

Leer más