Internacionales

El mtico hotel de Europa que resiste a la pandemia llevando a domicilio tartas de chocolate


La pandemia aprieta, pero no ahoga al legendario hotel Sacher, de Viena, que, sin apenas huspedes debido al coronavirus, intenta sobrevivir gracias su larga historia de resiliencia e iniciativas innovadoras, como proponer para llevar su famossima tarta de chocolate.

Caf

Caf Sacher, en el hotel del mismo nombre y ahora cerrado por la pandemia.

Desde la llegada de la pandemia a Austria, el Hotel Sacher Viena, ubicado frente a la pera, atraviesa la crisis amparado en su vieja tradicin imperial. A saber: una deliciosa tarta de chocolate que es todo un icono en los cafs de Viena y que ha traspasado fronteras dando nombre a la archiconocida tarta Sacher.

“Muchas pruebas hemos superado desde la creacin de la marca y nuestra familia sigue pensando en el largo plazo”, explica su director general, Matthias Winkler. Los buenos resultados de los aos precedentes y las ayudas pblicas permiten compensar en parte la ausencia de su habitual clientela internacional, que paga entre 400 euros y 2.300 euros por pasar una noche en alguna de sus 152 habitaciones y suites.

Hotel Sacher de Viena, con la
Hotel Sacher de Viena, con la pera a la derecha.

Como ocurre con todos los hoteles del pas, el Sacher est abierto para los escasos viajes de negocios autorizados.

El inicio de la epopeya

El origen de la epopeya del Sacher se remonta a 1832, con mucho cacao y las dosis justas de crema chantilly en manos de un joven repostero, Franz Sacher, que recibi el pedido de un pastel que causara furor en la Corte de los Habsburgo.

Cuarenta y cuatro aos ms tarde, su hijo abrira el actual hotel, pero es a su visionaria esposa, Anna Sacher, a quien el establecimiento le debe su excepcional fama. Jefes de orquesta, banqueros, escritores, polticos, condes o empresarios se preciaban de ir a bailar, festejar o alojarse en el hotel “de Anna”.

Un t
Un tndem imbatible: tarta Sacher y caf viens.

Dos guerras mundiales y la cada de los Habsburgo no interrumpieron esas mundanas celebraciones. Graham Greene, Romy Schneider, Nureyev, el prncipe Carlos de Inglateterra, Jessye Norman… Su lobby est plagado de fotos de personajes legendarios que han pasado por sus salones y suites.

COMO ROSQUILLAS

Es todo este halo de leyenda el que atrae en plena pandemia a los vieneses, que acuden a llevarse una Sacher Torte en un drive-in colocado ex profeso en la calle. “Supe por la televisin que se poda pasar en coche, comprar un pastel y luego llevarlo a casa”, dice una cliente.

Los pasteles se venden como rosquillas, valga la analoga. Las dispensa directamente el conserje, ya que los aparcacoches, porteros y mozos de equipajes estn en situacin de desempleo parcial. “Hago un poco de todo” sonre Uwe Kotzendorfer, impecable y distinguido conserje que lleva 20 aos de servicio en el hotel, con un entusiasmo intacto.

La m
La mtica tarta de chocolate del Hotel Sacher de Viena lista para llevar.

En efecto, hay que hacer de todo un poco: verificar la temperatura en las bodegas de vino, mantener el brillo de los mrmoles en los cuartos de bao o proceder a reparaciones en las habitaciones vacas.

Incluso si la actividad est casi paralizada, “una parte de la historia de Austria reposa entre nuestras manos”, afirma la directora adjunta, Doris Schwarz. “Y ahora, ms que nunca, tenemos que estar a la altura” agrega, bajo el imponente retrato de la matriarca Anna Sacher, con un gran cigarro entre los dedos y dos bulldogs a sus pies.

| Ms informacin: el Hotel Sacher hace envos internacionales de la tarta a domicilio. Consultar en su web.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarte

Leer más