Política

España ya no es la excepción

España ya no es la excepción



Fuente: ECDC

España ya no está sola en Europa en niveles de contagios y transmisión de la COVID-19. Hace apenas un mes, el mapa de casos por habitante en cada región de los países europeos mostraba un continente que situaba a España en situación excepcional de alerta en términos epidemiológicos. La mayoría de las comunidades españolas siguen muy por encima de los umbrales máximos preocupantes y España sigue a la cabeza de contagios por habitante tras República Checa en las últimas dos semanas.

Pero hoy, otras regiones y grandes ciudades europeas ya repiten o superan las incidencias de algunas españolas, según los últimos datos publicados por el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC).

Las malas noticias en la incidencia del virus en Europa se unen a una tendencia: en prácticamente todos los países europeos los casos están creciendo. A lo largo y ancho del continente, los gobiernos están endureciendo las restricciones, por ejemplo, cerrando bares, restaurantes, gimnasios y reduciendo horarios comerciales. Mientras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de los niveles crecientes de hartazgo pandémico, o desmotivación a la hora de cumplir las medidas de protección, entre la población europea.

Aunque España fue el primer país donde llegó la segunda ola de contagios en Europa, las cifras muestran que la curva de infecciones en el continente europeo sigue ascendiendo a mucha velocidad, convirtiéndose en el segundo que más casos ha confirmado en la última semana, solo por detrás de Asia.



Los datos de infecciones confirmadas en Europa ya superan cualquier otra cifra de contagios registrada en la explosión de la epidemia en marzo y abril, aunque una gran parte se debe al aumento de la detección de casos, el rastreo y la mayor disponibilidad de pruebas diagnósticas. Es decir, aunque ahora registramos más del doble de casos que en la primera ola, una gran parte son contagios de personas con síntomas leves o asintomáticas que no testábamos al principio de la epidemia.

Por países, los casos llevan subiendo durante semanas en la mayoría de países europeos y cuatro registran ya más contagios diarios por habitantes que España. En concreto, el alza de contagios en Países Bajos, Bélgica, República Checa y Reino Unido ya supera o iguala las cifras de casos confirmados por España en la última semana. Además, en otros países como Francia o Moldavia los casos se siguen multiplicando a niveles parecidos a los registrados aquí. 

Hay que tener en cuenta que una parte de la subida de Reino Unido se explica por los 23.000 casos que se añadieron de golpe esta semana que no se habían incluido los anteriores días por un problema informático.


El avance del virus por el resto de países europeos, muchos de los cuales han tomado medidas y restricciones para frenar la cadena de contagios, se muestra en un dato. El 20 de septiembre, 10 de las 15 regiones con más contagios de toda Europa estaban en España. Según los últimos datos del ECDC, esa cifra ha bajado a 6 de las 15, incluyendo la ciudad autónoma de Melilla. Grandes áreas metropolitanas como Praga, Bruselas, el Noroeste de Inglaterra y Rotterdam ya registran incidencias similares a las algunas de las comunidades más afectadas en España.

Pero, por el momento, la Comunidad de Madrid sigue liderando la clasificación y sigue siendo la comunidad más afectada por la COVID-19 en toda Europa. Las cifras del ECDC registran 754 casos en 14 días por cada 100.000 habitantes para la región madrileña. 

Durante esta semana, varios países se han visto forzados a dar una vuelta de tuerca a las medidas restrictivas ante el incremento de contagios. En varias ocasiones, han sido restricciones más duras que las que se han tomado en España, como el cierre completo de bares. Es el caso de Bruselas o París, que tampoco permite abrir a los gimnasios, al igual que República Checa. En otras partes se están tomando medidas similares con una incidencia mucho menor. Berlín, por ejemplo, cerrará todos los bares y restaurantes a las 11 p.m. con una tasa de contagios muy inferior a la de Madrid, donde está vigente el mismo requisito.

Tras decretar el Estado de Alarma en Madrid, el propio ministro de Sanidad español, Salvador Illa, ha citado los ejemplos de ciudades como París, Berlín y Londres, que han tomado medidas restrictivas con incidencias inferiores. “No acabamos, ni tan siquiera un poco, a aproximarnos a los estándares europeos”, ha dicho.

Francia

Tras superar el umbral de 250 casos por 100.000 en los últimos siete días y otros indicadores estipulados en el sistema del Gobierno francés, París se adentró en las zonas de máxima alerta a comienzos de esta semana.

Restricciones: en París se ha ordenado el cierre de bares (establecimientos cuya actividad principal es la venta de bebidas alcohólicas) y salas de juego hasta el 19 de octubre. Los restaurantes pueden funcionar bajo protocolo sanitario (máximo seis por mesa). Las universidades restringirán la asistencia física a sus clases en un 50%. Quedan prohibidas las reuniones de estudiantes, y el resto siguen limitadas a un máximo de 10 personas en calles y parques. Gimnasios, pabellones deportivos y piscinas (salvo para actividades escolares) permanecen cerrados. El teletrabajo recomendado siempre que sea posible. Este sábado otras cuatro ciudades –Lyon, Lille, Grenoble, Lyon, Saint-Etienne– se unirán a París y pasarán a máxima alerta. Incidencia: 361 casos por 100.000 habitantes en 14 días en la región parisina (Ile de France), según el ECDC.

Bélgica

La explosión de casos ha llevado a las autoridades belgas a endurecer las medidas, principalmente en la región de Bruselas, epicentro de la pandemia en el país. Bruselas se sitúa “en el pódium de las capitales europeas, entre Madrid y París”, declaró uno de los portavoces del equipo interfederal belga contra el coronavirus.

Restricciones: bares, cafés y salas de fiestas permanecerán cerrados durante un mes en la capital. Los restaurantes podrán seguir abiertos, lo que ha generado cierta confusión sobre lo que es o no un bar. Queda prohibido consumir alcohol en espacios públicos en toda la región de Bruselas. En toda Bélgica, cada persona podrá tener contacto estrecho con un máximo de 3 individuos al mes fuera del hogar, las reuniones privadas deberán limitarse a un máximo de cuatro. Cierre de cafés a las 11 p.m., máximo cuatro por mesa. Se “recomienda encarecidamente el teletrabajo”. Incidencia: 516 casos por 100.000 habitantes en 14 días en la región de Bruselas (ECDC).

Alemania

Las autoridades sanitarias alemanas se han mostrado preocupadas por la evolución de la pandemia en las próximas semanas. “Es posible que el virus se propague de manera incontrolada”, ha advertido el presidente del Instituto Robert Koch de virología, a la vez que se ha mostrado confiado en que Alemania no está ante un crecimiento exponencial de casos. En Berlín, por primera vez, dos de los tres indicadores (la tasa R0 y la incidencia semanal) de su sistema de semáforo se han puesto en rojo, lo que implica que deben tomarse medidas.

Restricciones: las autoridades de Berlín han impuesto un toque de queda nocturno. Hasta final de mes, la mayoría de las tiendas y todos los restaurantes y bares de la capital alemana tendrán que cerrar a las 11 p.m. Se aplicará también una “orden de dispersión”: no más de cinco personas o miembros de dos hogares pueden permanecer juntas en la calle desde las 11 p.m. Los eventos privados pueden tener una cantidad máxima de 10 personas, según la prensa alemana. El umbral crítico en Alemania sigue fijado en una incidencia de 50 casos por cada 100.000 habitantes en siete días, y el Gobierno ya ha anunciado que a partir de este nivel, las ciudades deben tomar inmediatamente medidas más estrictas, sin precisar cuáles. Incidencia: 47 por 100.000 habitantes en 14 días en Berlín (ECDC).

Italia

“Estamos en el filo de una navaja, si no intervenimos inmediatamente en dos o tres semanas corremos el riesgo de encontrarnos como en Francia, España y Gran Bretaña”, ha advertido Walter Ricciardi, asesor del ministerio de Sanidad italiano. El Gobierno ha reconocido que el país “está viviendo una fase de empeoramiento en las últimas semanas”. En un nuevo decreto, ha impuesto la obligación de usar siempre la mascarilla, también al aire libre. También ha prorrogado el estado de emergencia hasta el 31 de enero de 2021.

Restricciones: Al menos por ahora, el Gobierno no establecerá horarios de cierre anticipados para bares y restaurantes. Sin embargo, la región de Campania, cuya capital es Nápoles, ha tomado medidas más restrictivas que el resto: bares, heladerías, pastelerías y negocios similares tendrán que cerrar a las 11 p.m. entre semana y una hora después viernes y sábado. Para restaurantes, pizzerías y otros establecimientos de restauración es obligatorio facilitar la última entrada de clientes así como de los pedidos para llevar antes de las 11 p.m. Incidencia: 78 casos por 100.00 habitantes en Campania (ECDC).

República Checa

La incidencia del virus sigue disparada en República Checa, que ya supera en casos por 100.000 habitantes a España, con un rápido aumento que ha forzado al Gobierno a tomar nuevas medidas destinadas a “reducir drásticamente las actividades de ocio durante 14 días, y prácticamente congelarlas”.

Restricciones: a partir de este viernes, han tenido que cerrar gimnasios. Los restaurantes y pubs deben cerrar a las 8 p.m y las mesas pueden tener un máximo de cuatro clientes. A partir del lunes, todos los teatros, cines y demás espacios que organicen eventos culturales deberán cerrar. Los eventos bajo techo estarán limitados a 10 personas y los eventos al aire libre a 20. Incidencia: 396 casos por 100.000 habitantes en todo el país, según Johns Hopkins (en España es 308).

Rumania

La semana pasada, Rumanía superó la semana pasada los 2.000 casos diarios por primera vez desde que estalló la pandemia en marzo.

Restricciones: el Gobierno rumano ha ordenado el cierre a partir de este miércoles de los bares, restaurantes, cines y teatros de Bucarest. La medida, que se aplicará en principio durante una semana, se refiere únicamente a los espacios interiores, también de discotecas y salas de juego, por lo que las terrazas seguirán abiertas y podrá haber espectáculos al aire libre. Incidencia: 245 casos por 100.000 habitantes en 14 días (ECDC).



Source link

También pueden gustarte

Leer más