Farándula Internacionales

La manera en la que la pandemia afecta nuestra manera de pensar

La pandemia de coronavirus representa una circunstancia completamente sin precedentes, tan novedosa como que cambia la vida.

Ningún evento en la historia reciente nos ha afectado de manera tan profunda y generalizada.

No solo nos recuerda nuestra fragilidad física, sino que socava la seguridad económica, pone al día las rutinas al revés, causa estragos en los planes y nos aísla de amigos y vecinos.

La pandemia afecta a nuestra psique de tres maneras: influye en cómo pensamos, cómo nos relacionamos con los demás y lo que valoramos.

La combinación de incertidumbre y peligro es una receta para la angustia severa. Alimenta un intenso deseo de certeza, mejor conocido por los psicólogos como la necesidad de un cierre cognitivo.

La investigación sobre la necesidad de cierre nos dice mucho más: en condiciones de incertidumbre difusa, las personas se sienten atraídas, como por un imán, a soluciones simplistas y razonamiento en blanco y negro.

Algunos gravitan hacia el polo de la negación de que nada está mal en absoluto.

Sin embargo otros hacia el pánico total, la creencia de que lo peor seguramente vendrá y que el final está cerca.

Los rumores circulan ampliamente y se aprovechan sin crítica.

Este es el momento en que se necesita desesperadamente un liderazgo estable y tranquilizador.

También es el momento en que se prefiere una dirección autorizada y segura en lugar de una orientación flexible.

Una amplia investigación atestigua que con los sentimientos de control y la agencia personal en un momento de reflujo, como en la infancia, la enfermedad o la vejez, aumenta la dependencia de los demás.

Esto lleva a priorizar las relaciones sociales, fortalecer el apego a los demás y aumentar la apreciación de los seres queridos, la familia y los amigos.

También pueden gustarte

Leer más