Política

La UE alerta de la “fatiga por la pandemia” y pide tests “más efectivos y rápidos” ante el avance de la segunda ola

La UE alerta de la "fatiga por la pandemia" y pide tests "más efectivos y rápidos" ante el avance de la segunda ola


Este jueves por la tarde, los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países de la UE se reunirán para analizar el avance de la segunda ola de la pandemia. Y lo harán, como antes del verano, por videoconferencia: la crisis desaconseja las reuniones presenciales. Veinticuatro horas antes de esa cumbre telemática, la Comisión Europea ha presentado una comunicación en la que reclama más coordinación a los países para afrontar los meses duros que quedan por delante mejor que en el inicio de la pandemia.

El temor a la deuda y la incertidumbre sobre futuros ajustes amenazan con reducir la potencia de fuego de los fondos europeos

El temor a la deuda y la incertidumbre sobre futuros ajustes amenazan con reducir la potencia de fuego de los fondos europeos

Saber más

“Las medidas apuntan a comprender mejor la propagación del virus y la eficacia de la respuesta”, explica el Ejecutivo comunitario: “Aumentar los tests, reforzar el rastreo de contactos, mejorar los preparativos para las campañas de vacunación y mantener el acceso a suministros esenciales, preservar el transporte de mercancías en el mercado único y facilitar la seguridad de los viajes”. Y alerta la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen: “Entiendo el cansancio de los ciudadanos, hay hartazgo. Pero no podemos bajar la guardia ante lo que viene. El momento es grave”.

“Los tests son una herramienta decisiva para frenar la propagación del coronavirus”, explica Bruselas: “Para promover una aproximación común y que las pruebas sean efectivas, la Comisión recomienda las pruebas rápidas de antígenos”.

Bruselas también pide a los Estados miembros que presenten estrategias nacionales sobre tests para mediados de noviembre. Para adquirir directamente pruebas rápidas de antígenos y entregarlas a los Estados miembros, el Ejecutivo comunitario “está movilizando 100 millones de euros”.

La Comisión Europea pide a los Estados miembros que cuando apliquen requisitos de pruebas previas a los viajeros entrantes y no existan tests disponibles para personas asintomáticas en el país de origen (como es el caso de Bélgica, por ejemplo), “se debe ofrecer a los viajeros la posibilidad de someterse a un tests después de su llegada. Si se requieren o recomiendan pruebas de COVID-19 negativas para cualquier actividad, el reconocimiento mutuo de las pruebas es esencial, en particular en el contexto de viajes”.

Apps de rastreo

Las aplicaciones de seguimiento y advertencia de contactos “ayudan a romper las cadenas de transmisión”, afirma Bruselas. Hasta ahora, los Estados han desarrollado 19 aplicaciones nacionales de seguimiento y alerta de contactos, descargadas más de 52 millones de veces, según los datos de la Comisión Europea, que ha lanzado recientemente una fórmula para vincular aplicaciones nacionales en toda la UE.

Tres aplicaciones nacionales (Alemania, Irlanda e Italia) se vincularon el 19 de octubre, y “muchos más seguirán en las próximas semanas”. En total, 17 aplicaciones nacionales se basan en sistemas descentralizados y pueden interconectarse. “Todos los Estados miembros deberían crear aplicaciones eficaces y compatibles y reforzar sus esfuerzos de comunicación para promover su aceptación”, afirma el Ejecutivo comunitario.

En cuanto a las vacunas, “la Comisión Europea está negociando acuerdos con los fabricantes para ponerlas a disposición de los europeos tan pronto como se demuestre que son seguras y eficaces”.

Bruselas entiende que en esta crisis “la comunicación clara es esencial para que la respuesta de salud pública tenga éxito, ya que de esto depende en gran medida del cumplimiento de las recomendaciones. Todos los Estados miembros deberían relanzar las campañas de comunicación para contrarrestar la información falsa, engañosa y peligrosa que sigue circulando y para hacer frente al riesgo de ‘fatiga pandémica”.

“La vacunación es un área específica en la que las autoridades públicas deben intensificar sus acciones para abordar la información errónea y garantizar la confianza del público”, dice el Ejecutivo comunitario, “ya que no se comprometerá la seguridad ni la eficacia gracias con el sólido sistema europeo de autorización de vacunas. Las vacunas no salvan vidas, la vacunación sí”.

En relación con el acceso a los materiales sanitarios, “la Comisión Europea está extendiendo hasta abril de 2021 la suspensión temporal de los derechos de aduana y el IVA sobre la importación de equipos médicos de países no pertenecientes a la UE. La Comisión también propone que los hospitales y los médicos no tengan que pagar el IVA por las vacunas y los kits de tests utilizados en la lucha contra el coronavirus”.

La libre circulación dentro de la UE y el espacio Schengen sin fronteras son inherentes a la integración europea, y la segunda ola vuelve a suponer una amenaza: ya en la primera se cerraron las fronteras durante semanas, algo que la Comisión Europea no quiere que se repita: “Todas las medidas de control en las fronteras internas relacionadas con COVID-19 restantes deben levantarse”.

La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea y el ECDC están trabajando en un protocolo sobre tests para viajeros, informa Bruselas, “que será utilizado por las autoridades de salud pública, las aerolíneas y los aeropuertos para ayudar a la llegada segura de los pasajeros. La Comisión también trabajará con los Estados miembros y las agencias en un enfoque común sobre las cuarentenas. Las aportaciones del ECDC se presentarán en noviembre”. Bruselas también quiere un formulario de localización de pasajeros digital común de la UE.




Source link

También pueden gustarte

Leer más