Política

Las muertes en la UE han aumentado en 170.000 personas durante la primera ola de la pandemia, 48.000 de ellas en España

Las muertes en la UE han aumentado en 170.000 personas durante la primera ola de la pandemia, 48.000 de ellas en España



En 2020, entre los 26 Estados miembros de la UE para los que se dispone de datos, hubo 168.000 más muertes durante las semanas 10 a 26 (marzo-junio) que el número medio de muertes durante el mismo periodo entre 2016 y 2019, según ha publicado este lunes Eurostat, la oficina estadística de la UE.

Los datos incluyen todas las muertes, independientemente de sus causas, pero pueden ser útiles para evaluar los efectos directos e indirectos de la pandemia de COVID-19 en la población europea.

El pico de 36.000 muertes adicionales en comparación con el promedio de cuatro años fue en la semana 14 (finales de marzo – principios de abril). A partir de la semana 19 (principios de mayo), hubo menos de 5.000 muertes adicionales cada semana en comparación con el promedio de cuatro años. En la semana 25 (justo después de mediados de junio), se registraron 2.200 muertes menos en 2020.

Entre los Estados miembros de la UE, de los que se dispone de datos, el mayor número de muertes adicionales en 2020 durante las semanas 10 a 26 en comparación con la media de los años 2016 a 2019 se registró en España (48.000), seguido de cerca por Italia (46.000), Francia (30.000), Alemania y los Países Bajos (cada uno alrededor de 10.000). Los 21 Estados miembros restantes contabilizaron conjuntamente 25 000 muertes adicionales en el mismo periodo.

En comparación con el número medio de muertes durante los años 2016-2019, se registró más del doble del número de muertes en España durante las semanas 13-15, seguido de Bélgica en la semana 15.

Más del 40% de muertes adicionales se registraron en Italia durante las semanas 11-15; España, en las semanas 12 y 16; en Bélgica, en las semanas 13-14 y 16-17; en Holanda, en las semanas 13-17; en Francia, en las semanas 14-15; en Luxemburgo, en la semana 15; en Suecia, en las semanas 15-16; y en Chipre, en las semanas 20 -21.

Los países y regiones se vieron afectados de manera diferente, constata Eurostat. En algunas partes de Europa, la diferencia en comparación con años anteriores fue excepcionalmente alta, mientras que otras áreas se vieron menos afectadas. El análisis de las semanas 10 a 26 (marzo-junio) a nivel regional en Europa muestra que las tasas más altas de muertes adicionales se registraron en áreas del centro de España y el norte de Italia.

En comparación con el número medio de muertes de los años 2016 a 2019, el mayor aumento en el número de muertes se observó en Bérgamo (norte de Italia) con un pico en la semana 12 de un aumento del 895%, seguido de Segovia en España (634%) en la semana 13.

Los aumentos en la mortalidad en las semanas 10 a 26 en 2020 afectaron a hombres y mujeres de manera diferente. En los 26 Estados miembros con datos disponibles, hubo más muertes de hombres que de mujeres en marzo (semanas 12 a 14) y entre finales de mayo y principios de junio (semanas 20 a 23).

Se registraron más muertes de mujeres que de hombres en abril y principios de mayo (semanas 15 a 19). A principios de junio, a partir de la semana 24, el número de muertes de hombres y mujeres equivalía a 32.000 muertes semanales.

Durante las semanas 10 a 26 de 2020, en los 26 Estados miembros con datos disponibles, las personas de 70 años o más supusieron 161.000 o el 96% de las 168.000 muertes adicionales registradas en comparación con la media de cuatro años 2016-2019.

En este período, este grupo de edad representó el 76% de todas las muertes en la población en 2016-2019 y el 78% de todas las muertes en 2020.



Source link

También pueden gustarte

Leer más