Internacionales

McMillan: Chernobyl sigue pareciendo una crónica de terror

McMillan

16-09-2019.- Chernobyl, un lugar que todavía sigue siendo de terror, así lo describió el fotógrafo David McMillan. Acompañado de su cámara fotográfica y un dosímetro, se fue hasta la ciudad de Pripyat, para comenzar su registro histórico sobre lo que sucedió en 1986.

El accidente nuclear ocurrido en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte de Ucrania.  Para ese momento pertenecía a la Unión República Socialista Soviéticas. A 3 km de la ciudad de Pripyat, 18 km de la ciudad de Chernobyl, provocó la evacuación de una población entera.

La radiación fue la causa de muertes y múltiples enfermedades, como el cáncer de piel, órganos y otros. Chernpbyl, continúa así, despoblada, solo quedó una pena y algunos (como McMillan) que se atreven a comprobar la ruina de lo que una vez fue “una gran ciudad”.

En su caso, visitó varias veces el lugar para fotografiar plazas, escuelas, hospitales, incluso, la planta nuclear para poder escribir un libro que llevará por título: Crecimiento y decadencia: Pripyat y la zona de exclusión de Chernobyl.

“Debe haber sido hermosa”, dijo McMillan, quien estudió imágenes de archivo de la zona. “En ese momento, se consideraba una de las mejores ciudades para vivir en la Unión Soviética. Había muchas escuelas y hospitales e instalaciones para deportes y cultura, por lo que era una ciudad de exhibición”.

Así describe McMillan a Chernobyl, ahora lo que queda es oxido, ruinas y miedo. “En las escuelas, se siente como si los estudiantes se hubieran ido por la tarde”, dijo. “Todavía había libros de registro de maestros, libros de texto, obras artísticas de estudiantes y cosas así”.

Según el portal de CNN en Español, el fotógrafo “capturó una serie de imágenes tomadas en una escalera de jardín de infantes. La primera, capturada en 1994, representa banderas de colores brillantes de las antiguas repúblicas soviéticas pegadas a un muro despegado. En el momento de la última fotografía, tomada en noviembre pasado, solo queda una, y ha quedado tan dañada y descolorida que no se podía ni reconocer”.

Que dice la madre naturaleza de Chernobyl

McMillan compartió algunas fotos donde se puede observar una fría y desolada ciudad, sin embargo, en el fondo de las imágenes aparece una arboles y plantas, cada vez más frescos.

“La gente no estaba cerca, y cuando la naturaleza no se estaba cortando y cultivando, simplemente se volvió salvaje y se recuperó a sí misma “, dijo el fotógrafo. “Supongo que fue alentador ver este tipo de crecimiento, e inevitable ver desaparecer la cultura”.

“Ha habido una repoblación de animales y alguien incluso me dijo que el avistamiento de aves es uno de las mejores de Europa”.

Parece que esto es un indicativo sobre la disminución de radiaciones durante el tiempo, lo que conlleva a la visita de turistas, que en los últimos tiempos se ha multiplicado.

Redacción: CNN en español

Deja un comentario

También pueden gustarte

Leer más