Economía

miles de personas quedaron sin electricidad

Laura dejó


Laura dejó
Un hombre descansa frente a su casa después del paso del huracán Laura en Lake Charles, Louisiana. Foto ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP

El poderoso huracán Laura dejó al menos 15 fallecidos a su paso por Estados Unidos. Esto mientras que miles de vecinos de Luisiana y Texas se quedaron sin electricidad y agua y no saben cuándo podrán volver a acceder a esos servicios.

Datos difundidos por las autoridades este sábado señalan que el número de muertos alcanzó los 15, con 10 fallecidos en Luisiana y 5 en Texas, los estados más golpeados por el huracán.

Las autoridades atribuyeron la mitad de los decesos a envenenamiento por monóxido de carbono debido al mal estado de generadores de electricidad dentro de las viviendas.

Las últimas víctimas mortales son un hombre de 84 años de edad y una mujer de 80, en Luisiana. Murieron envenenados por ese gas, informó el Departamento de Salud de ese estado.

Laura superó el impacto de Katrina

El gobernador de Luisiana, el demócrata John Bel Edwards, aseguró que Laura es el huracán que ha golpeado con más fuerza al estado en toda su historia, lo que significa que supera el impacto de Katrina que en 2005 pasó por Luisiana como una tormenta de categoría 3.

El viernes, Edwards explicó que el huracán Laura dejó inundaciones de hasta 4,5 metros de altura.

Sin agua ni electricidad

El Departamento de Salud de Luisiana estimó que más de 220.000 personas están sin agua y ha avisado que la restauración de ese servicio puede llevar semanas o meses, mientras que la reconstrucción completa de los edificios dañados podría prolongarse años.

Entretanto, la web especializada Poweroutage estima que 412.000 personas están sin electricidad en Luisiana y 79.7000 no tienen servicio eléctrico en Texas.

Los daños en Luisiana están valorados entre 8.000 y 12.000 millones de dólares, de acuerdo a las compañías de seguros, que ya han empezado a recibir peticiones.

En Texas, el huracán provocó menos estragos entre los ciudadanos pero ocasionó el cierre de plataformas petroleras y una reducción de 84% de la extracción de petróleo en el Golfo de México, lo que supone casi el mismo impacto que sufrió la producción durante el huracán Katrina hace 15 años, cuando hubo una reducción de 90%.

En Texas y Luisiana, el huracán ha provocado enormes daños estructurales, ha destrozado carreteras y causado incendios en viviendas.

Planta petroquímica

Destacó el incendio en una planta petroquímica cerca de la localidad de Lake Charles, Luisiana. Allí, los bomberos combatieron las llamas a última hora del viernes.

Se trata de una planta industrial que fabrica productos a base de cloro y que tras estallar en llamas emitió una amplia humareda tóxica. Por ello, las autoridades instaron a los residentes a ponerse a cubierto, cerrar ventanas, puertas y no poner el aire acondicionado.

Ayuda federal para los estragos que dejó Laura

El presidente Donald Trump visitó este sábado las zonas más golpeadas por el huracán y se reunió con las autoridades locales de Luisiana y Texas.

En declaraciones a la prensa, vestido con una gorra roja, el mandatario presumió de la ayuda federal que ha aprobado para ambos estados con el fin de impulsar su recuperación.

Laura, ya debilitada, ha dejado lluvias torrenciales y tornados en el sur de Estados Unidos. Mientras que Carolina del Norte y Virginia podrían sufrir este sábado el mayor impacto, de acuerdo con el servicio meteorológico.

Cuando la tormenta vuelva al Océano Pacífico, se prevé que se convierta de nuevo en tormenta tropical y podría amenazar Newfoundland, en Canadá.

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!






Source link

También pueden gustarte

Leer más