Internacionales

Murieron de hambre en un barco a la deriva

Murieron de hambre en un barco a la deriva


Actualizado

500 refugiados rohingyas pasaron dos meses abandonados en el mar. Varias decenas perdieron la vida.


Las pertenencias de refugiados rohingya se extienden por una playa de Teknaf, en Bangladesh, a pocos metros de su barco.
SUZAUDDIN RUBEL / AFP

Apiados como si fueran cerdos o vacas de camino al matadero, pero en un barco pesquero de madera en lugar de un camin y en un trayecto a la deriva que dur casi dos meses en lugar de unas pocas horas. Alrededor de 500 personas que intentaban llegar a Malasia desde los campos de refugiados en Bangladesh vieron a decenas de personas morir de hambre mientras eran sometidos a un inhumano y vejatorio trato por parte de los traficantes de personas que estaban a cargo de la embarcacin.

Todos los pasajeros eran de la etnia rohingya de Birmania, y la mayora tenan entre 12 y 20 aos, aunque tambin haba algunos nios muy pequeos. Sin permiso para atracar en Malasia durante todo el tiempo que dur su pesadilla, los aproximadamente 400 que lograron sobrevivir fueron finalmente rescatados el 15 de abril por la guardia costera de Bangladesh.

Amina, seudnimo de una nia rohingya de 14 aos de una pequea poblacin en el oeste de Birmania, me cuenta con detalle las terribles condiciones en las que permanecan en la cubierta del barco, bajo un sol abrasador y junto a cientos de personas. “Tenamos que sentarnos as”, dice, mientras junta las rodillas contra su pecho y las rodea con sus brazos.

“A la gente se le hinchaban y paralizaban las piernas. Algunos murieron y fueron arrojados al mar. bamos a la deriva y mora gente cada da. Nos sentamos como si estuviramos en el mismsimo infierno”.

Los refugiados aseguran que eran golpeados con cualquier excusa y que apenas reciban comida y agua. “Haca mucho calor y no haba comida ni agua”, recuerda Amina. “Recibamos un puado de lentejas y el agua que caba en el tapn de una botella una vez al da. Eso era todo”. Otros supervivientes afirman que a menudo no reciban comida ni agua en das. Desesperadamente sedientos, muchos recurrieron a beber agua del mar.

Todos los das moran personas, aseguran los supervivientes, que calculan que alrededor de 100 personas murieron a bordo o fueron arrojadas al mar por los traficantes. Nadie sabe cuntos murieron con exactitud.

Todos los pasajeros crean que se dirigan hacia un futuro mejor para ellos y sus familias, con perspectiva de trabajo y matrimonio. Perseguidos por las autoridades birmanas y sin derecho a la ciudadana en Birmania, incapaces de regresar a sus hogares en ese pas, cerca de un milln de rohingyas languidecen en campos de refugiados superpoblados en Bangladesh, desesperados por encontrar una salida.

Personal de seguridad de Bangladesh atiende a un refugiado rohingya en Teknaf.
Personal de seguridad de Bangladesh atiende a un refugiado rohingya en Teknaf.AFP

Los supervivientes describieron cmo sus familias haban reunido todos sus ahorros para poder pagar las grandes sumas que exigan los traficantes de personas. Segn sus testimonios, despus de llegar a aguas de Malasia, los contrabandistas los obligaron a llamar a sus familias en Bangladesh para decirles que haban llegado sanos y pedirles que transfirieran el pago del pasaje.

Al barco se le neg el permiso para atracar en Malasia, y en cualquier otro lugar, y finalmente regres a Bangladesh. Das antes de llegar a Bangladesh, la mayora de los traficantes abandonaron el bote dejando en l, sin agua ni comida, a los pasajeros que haban logrado sobrevivir hasta entonces.

Tras recibir informacin de que el barco navegaba a la deriva por la costa sur de Bangladesh, la guardia costera rescat a las aproximadamente 400 personas que quedaban con vida. Ahora estn recibiendo atencin mdica y psicolgica y permanecern en cuarentena durante 14 das, por si fueran portadores del coronavirus, antes de que se les permita volver con sus familias.

MSF envi equipos de especialistas mdicos y de salud mental para apoyar el rescate y dar atencin de emergencia a los supervivientes en el momento mismo que desembarcaron en Bangladesh.

“Muchos de ellos no podan ni siquiera mantenerse en pie o caminar por s mismos”, me explica Hanadi Katerji, enfermera de MSF y responsable de nuestro equipo mdico. “Eran solo piel y huesos, muchos de ellos apenas mantenan un hilo de vida”.

Los mdicos de MSF estabilizaron a aquellos que estaban muy mal y derivaron a cinco personas a nuestros hospitales por desnutricin con complicaciones graves y otras afecciones. Nuestros equipos de salud mental pasaron decenas de consultas en pocos das.

“Estaban gravemente desnutridos, deshidratados y apesadumbrados”, afirma Hanadi. “Muchas personas tenan una mirada en sus ojos que nunca podr olvidar: se les vea muy asustados. Algunos de los hombres tenan heridas bastante graves y en muy mal estado. No estaban cerrado bien, probablemente debido a la desnutricin. Muchos tenan cicatrices en sus cuerpos; otros dijeron haber sido golpeados en repetidas ocasiones por la tripulacin del barco”.

Un barco de madera con refugiados rohingyas es detenido por las autoridades malayas.
Un barco de madera con refugiados rohingyas es detenido por las autoridades malayas.EFE

“La mayora de las personas estaban muy traumatizadas y asustadas. La gente lloraba por los familiares perdidos, y haba nios que haban perdido a sus padres“, dice Hanadi.

La minora rohingya ha sufrido dcadas de persecucin y abuso por parte de las autoridades de Birmania. Como es sabido, en 2017 una campaa de violencia selectiva contra los rohingyas por parte del ejrcito birmano oblig a ms de 700.000 personas a huir a la vecina Bangladesh, donde permanecen hacinados en campos casi tres aos despus y sin soluciones a la vista.

“La tripulacin del barco nos deca: ‘En todas partes sois refugiados'”, recuerda Amina. “‘En Birmania sois refugiados, en Bangladesh sois refugiados, en el barco y en Malasia tambin sois considerados refugiados. Moriris donde sea que vayis”.

Informes recibidos por MSF en los ltimos das apuntan a que todava hay otros tres barcos ms en el mar, que transportan en total a ms de 1.000 personas cuyas condiciones podran ser muy similares a las de los 400 rescatados el pasado da 15.

Daniella Ritzau-Reid es responsable de comunicacin de Mdicos Sin Fronteras (MSF) en Bangladesh.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarte

Leer más