Política

Nuevo golpe de Trump a los hoteleros espaoles: prohbe a sus ciudadanos alojarse en su planta de Cuba

Nuevo golpe de Trump a los hoteleros espaoles: prohbe a sus ciudadanos alojarse en su planta de Cuba


El Gobierno de EEUU prosigue su hostigamiento econmico al rgimen cubano con los hoteleros mallorquines en medio del campo de batalla. Trump ya vet a Escarrer la entrada en el pas a primeros de ao.

Gabriel Escarrer, CEO de Meli

Gabriel Escarrer, CEO de Meli.
ALBERTO VERA

Contina la escalada de acoso y derribo de la Administracin Trump contra la planta hotelera espaola en Cuba. El Gobierno de Estados Unidos acaba de prohibir a sus ciudadanos alojarse en cualquier establecimiento de las cadenas espaolas en la isla caribea, con una fuerte implantacin de marcas mallorquinas.

Concretamente, Meli es la es la cadena con mayor presencia en Cuba, con un total de 39 hoteles. Le sigue Iberostar con 17 establecimientos y completan la lista otras cadenas como Barcel, Globalia o NH. En total, son 64 los hoteles espaoles que figuran en la lista de los 453 establecimientos prohibidos.

La decisin del Departamento de Estado de EEUU se enmarca en la poltica hostil que lleva desarrollando durante el mandato de Donald Trump contra el Gobierno cubano. Los hoteleros espaoles se hallan en medio del campo de batalla propiciado por una lnea de accin que persigue estrangular la economa del pas bajo el argumento de devolver a manos del pueblo cubano recursos que explota ilcitamente.

La responsable del Departamento de Estado, Carrie Filipetti -quien reconoci que no se haba avisado al Gobierno de Espaa de esta medida- seal en declaraciones a Efe que “hemos dicho muchas veces a nuestros socios internacionales que es muy importante que no pongamos el inters comercial por encima de los principios y valores morales, y hemos visto que esos hoteles se usan para enriquecer a los militares cubanos”.

De esta manera, Trump insta a los turistas estadounidenses que viajen a Cuba a alojarse en domicilios particulares. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, explic en un comunicado que “estas medidas buscan privar al rgimen cubano de los recursos que usa para oprimir al pueblo cubano y financiar su interferencia en Venezuela”.

Precisamente el CEO de Meli y vicepresidente ejecutivo, Gabriel Escarrer, ha sido desde el primer momento uno de los damnificados directos de este conflicto, tambin de manera personal. El Gobierno de EEUU le prohibi la entrada al pas el pasado mes de febrero. La excusa fue la negativa del hotelero a renegociar la explotacin de dos hoteles ubicados en una parcela del pas caribeo que fue expropiada a sus antiguos propietarios durante la Revolucin Cubana.

El veto a Escarrer es consecuencia directa del litigio que la cadena hotelera mantiene con descendientes de expropiados cubanos que reclaman parte de las ganancias de sus establecimientos en el pas caribeo. El objetivo de los demandantes, en todo caso, es reclamar indemnizaciones por toda la planta hotelera de Meli en Cuba y extenderla al resto de cadenas all asentadas, incluidas Iberostar, Barcel o Blau Hotels. Las indemnizaciones que reclaman los abogados de las familias demandantes superan los 100 millones de euros.

La situacin se tension y adquiri una carga de conflicto internacional cuando el Departamento de Estado de EEUU decidi meterse de lleno en el conflicto y ponerse del lado de los expropiados enarbolando leyes de alcance internacional. Concretamente desempolv dos artculos de la Ley Helms-Burton que amparan las pretensiones de expropiados durante la Revolucin Cubana por las autoridades castristas y faculta al Departamento de Estado para iniciar acciones contra extranjeros que hayan confiscado bienes de nacionales estadounidenses o traficado con dichos bienes. El argumento legal bajo el que se sustenta el veto a Escarrer.

Las empresas espaolas entienden estas polticas como una estrategia de hostigamiento con el objetivo de enfriar las inversiones extranjeras y el trato comercial con Cuba. En todo caso, sus abogados se amparan en una figura legislativa implementada por la Unin Europea precisamente para proteger los intereses de damnificados por la legislacin extraterritorial de EEUU. Es lo que se conoce como Estatuto de Bloqueo, al que se aferran las cadenas hoteleras para defender sus derechos en Cuba.

Este nuevo captulo del conflicto llega en medio de la mayor crisis global conocida por el sector turstico desde la Segunda Guerra Mundial, con prdidas millonarias en todo el globo al que Meli y resto de cadenas espaolas no han sido ajenas a consecuencia de la pandemia de la Covid-19.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarte

Leer más