Política

Residencias de mayores | Marea de Residencias anuncia movilizaciones en todo el Estado el próximo 26 de septiembre – El Salto

Residencias de mayores | Marea de Residencias anuncia movilizaciones en todo el Estado el próximo 26 de septiembre - El Salto


El colectivo Marea de Residencias ha anunciado recientemente que el próximo mes de septiembre habrá movilizaciones en diferentes ciudades del Estado español para demandar una Ley que establezca un marco jurídico estatal con el que “garantizar un mínimo de dignidad en las prestaciones que se están dando” a las personas residentes. La convocatoria está fijada para las 12 del mediodía del sábado 26 y tendrá como lema “Ley de Residencias Ya”.

En un comunicado leído el pasado lunes a las puertas de la Consejería de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, desde este movimiento ciudadano integrado por familiares de personas alojadas en las residencias denunciaron “la inexistencia de un marco legal claro, de carácter autonómico o estatal, la ausencia de una ley de residencias justa, digna y consensuada por las partes implicadas, que renuncie a la iniciativa privada y apuesten por la Gestión Pública, así como las políticas de recortes y privatizaciones efectuadas durante tantos años, y la venta de los Derechos Sociales al sector empresarial”.

“La pésima gestión realizada en torno al covid-19 por parte de la Administración y de la gran mayoría de empresas que gestionan el sector se ha instalado en una política ignominiosa, basada en el abandono impune de unos básicos hábitos de vida y compañía, que no garantizan otra cosa que la muerte en vida”, criticaron durante la concentración.

La gestión de la Administración que preside Isabel Díaz Ayuso fue lo que invitó al colectivo a acudir el pasado lunes a las puertas de la Consejería para denunciar el “abandono y desidia” en el que consideran está incurriendo la Comunidad

En tal sentido, uno de los integrantes del colectivo, Javier Garzón, destacó que en Madrid vienen trabajando en ello “hace mucho tiempo”, y recordó que “hace un año y medio se presentó un proyecto que hubiera estado muy bien para marcar un hito, pero por intereses que todos conocemos se tiró para atrás”. Precisamente la gestión de la Administración que preside Isabel Díaz Ayuso fue lo que les invitó a acudir el pasado lunes a las puertas de la Consejería para denunciar el “abandono y desidia” en el que consideran está incurriendo la Comunidad.

“Cuando tuvimos los primeros brotes de pandemia y en el pico más alto, una de las principales reivindicaciones fue que se instalaran medios audiovisuales, ya que nos habían prohibido las visitas por lo menos poder mantener una comunicación con los familiares o con los residentes en general. En estos tres meses la Comunidad no ha sido capaz de implementar un mínimo servicio para tener ese contacto”, ejemplificó Garzón, quien agregó que “si algo que es tan simple con la cantidad de herramientas que hay, con lo baratas que son esas tecnologías y la cantidad de empresas amigas que tiene la presidenta, no lo han hecho, demuestra que hay desidia y falta de interés”.

También expresó la preocupación de las familias porque “en vez de hacer políticas proactivas, que permitan que las personas que siguen en las residencias vivan con cierta dignidad, lo que se hace son políticas restrictivas de libertades: en cuanto hay una persona enferma cierro la residencia y condeno a las 200 personas a estar confinadas en una habitación”.

Marea de Residencias critica la falta de políticas proactivas en la Comunidad de Madrid: “lo que se hace son políticas restrictivas de libertades: en cuanto hay una persona enferma cierro la residencia y condeno a las 200 personas a estar confinadas en una habitación”

Según Marea de Residencias, con la excusa de la protección se están llevando adelante unas políticas “ignominiosas” basadas en “una mayor precarización laboral, una absoluta falta de información a los familiares, que tras casi cuatro meses sin poder ver a sus residentes, han recuperado una falsa ‘nueva anormalidad’ sin derechos, con visitas recortadas, contadas y cronometradas; y un marco ausente de humanidad, de libertad, restringido y bajo el ojo del gestor, que vigila a las familias, usuarios y trabajadores, cuando debía ser a la inversa”.

“Ahora mismo están saliendo licitaciones para las residencias por debajo del valor que se habían entregado en las anteriores. Obviamente esto no puede funcionar así, hay un interés del Estado por la privatización de todos los servicios públicos y no se puede dejar la vida de las personas y su dignidad en manos de las empresas”, argumentó Garzón.

“Hay un interés del Estado por la privatización de todos los servicios públicos y no se puede dejar la vida de las personas en manos de las empresas”, cuestiona Garzón

En la misma línea se expresó María Jesús, que perdió a su padre el pasado 16 de marzo en una residencia de Usera, y cuya madre aún sigue alojada allí. “Estoy aquí por todos los mayores que siguen encerrados, no protegidos, que se siga bien, encerrados, en las residencias”, enfatizó. También insistió en lo “indignante” de que la sociedad “siga moviéndose un poco dentro de la nueva normalidad” mientras las residencias continúan “prácticamente en confinamiento”. “La protección sería que nos pusieran unos EPIS concretos, unas batas, y que nos permitieran al menos tomarles de las manos, que es tan importante”, añadió la familiar.

Del mismo modo, exigió que el Supremo “empiece a moverse” y responda a la demanda que los familiares han presentado contra la presidenta de la Comunidad de Madrid. “Hay que depurar muchas responsabilidades en estos cuatro meses y medio. El sistema de modelo de residencias ha fallado, que nos dejen de empresas gestoras buitres que lo único que quieren es ganar con ánimo de lucro exacerbado”, concluyó.



Source link

También pueden gustarte

Leer más