Leads

Ricardo Morón “Hay personas que me confiesan: no puedo más con mi hijo”

Ricardo Morón

El psicólogo venezolano Ricardo Morón conoce muy bien la desesperación de las personas que llegan a su consulta y le confiesan: «¡No puedo más! ¿Qué hago?«. Morón tiene un programa especial en el que ofrece consultas vía online de forma gratuita a las personas que necesiten ayuda y no tengan los recursos necesarios. Este programa fue implementado durante la cuarentena, que aumentaron los casos de ansiedad y estrés por la convivencia en el hogar. 

Las personas llegan a situaciones límites en su vida, incluso con personas cercanas o hijos; ya sea por ciertas circunstancias como no admitir la autoridad de otras personas o profesores, por patologías, consumos abusivos, adicciones a las redes sociales; entre otros… “Es entonces –explica Morón- cuando resulta necesario tratar a la persona”.

El problema con los hijos, matiza este psicólogo, es que los padres tienen menos tiempo del que quisieran para dedicar a sus hijos; “hoy, la prioridad es que no tengan carencias emocionales ni sufran psicológicamente, lo que no siempre es posible porque hay roces”.

Para detectar a tiempo posibles señales en los niños que pueden indicar que los adolescentes tengan un comportamiento muy conflictivo, asegura que los padres deben estar muy atentos; “tener un sexto sentido”. Tendrán que fijarse, primero, en si el niño es razonablemente feliz; si tiene amigos con los que hablar o compartir, si encuentra sentido a lo que es el aspecto social, al cariño y a la compasión… “De lo contrario; si está solo, aislado, enfadado con el mundo, está continuamente pegado a una pantalla, odia casi todo lo que hay en su entorno o transmite que la vida no tiene sentido, entonces, habrá un problema y debe ser tratado”.

Por otra parte agregó que, es importante que el adolescente tenga una sonrisa fácil, “porque con un hijo se puede discutir, pero sí después existe un punto de humor y sonríe; el problema seguirá, pero se habrá abierto una puerta de esperanza. No hay que olvidar tampoco lo imprescindible que es escucharles y contarles que nosotros también tenemos dificultades y preocupaciones”.

Ricardo Morón lamenta que la violencia de hijos a padres sea una realidad durante la cuarentena y la califica tan inadmisible como el maltrato a la pareja o de padres a hijos. En su opinión, cuando esto ocurre hay que dar un parado. En ese caso, recomienda avisar a un profesional y, si la situación empeora, a veces es necesario acudir a la fiscalía, lo que resulta durísimo para unos padres.

«Sin embargo, en ocasiones, lamentablemente, hay que denunciar a un hijo. Por su bien y el de todos. Es positivo privar de libertad a un menor de edad para que reflexione y se dé cuenta de que hay unos límites y que no puede agredir a sus padres porque, al final, es una agresión contra él mismo también. Hay una palabra esencial que es respeto y eso lo niños lo tienen que aprender desde pequeños».

Este profesional en salud mental, Ricardo Morón, comenta que; el confinamiento y la pandemia han hecho mucho daño a los niños y jóvenes por el encierro; que minimizó su contacto social, sin embargo, aseguró que «a los adolescentes también hay que tratarles desde la seriedad y el respeto; que se den cuenta de que queremos escucharles y compartir tiempo con ellos para que se sientan importantes«.

También pueden gustarte

Leer más