Economía

¿Se debe decir “un vaso con agua” o “un vaso de agua”?

Libro


Libro
Las obras elegidas incluyen novelas, poemas, cuentos populares y dramas en 33 idiomas / Foto GETTY IMAGES

Cita: “todo lo que podemos preveer debemos preveerlo” (radio). Comentario: El verbo prever, ‘ver antes’, derivado de ver, se escribe con una sola e al final. En consecuencia, la frase de este entrevistado debió ser “Todo lo que podemos prever debemos preverlo”. El error puede deberse a una confusión con el verbo proveer, ‘suministrar’, que sí tiene doble e.

La doble e de ver quedó en la evolución del idioma en el sustantivo veedor, ‘inspector’, ‘visitador’, ‘observador’, pero desapareció de sus demás derivados. El antiguo verbo seer derivó en el actual ser, seré, serás, serán… Conservan la doble e los verbos creer, poseer, leer y sus derivados, mientras que reembolsar, reemplazar, reencauchar, reencontrar admiten también las formas rembolsar, remplazar, rencauchar, rencontrar.

Rocíese

Cita: “Rocéese un poco de alcohol” (televisión). Comentario: Esta recomendación de una presentadora de TV toma como infinitivo el verbo rocear, cuyo imperativo sería el que usó, “rocéese”. El problema es que tal infinitivo no existe. El verbo correcto es rociar, de rocío, ‘esparcir gotas menudas de un líquido’. El imperativo de este verbo es rocíe, que con el pronombre enclítico queda rocíese.

Semanas atrás

Cita: “Hace unas semanas atrás” (radio). Comentario: Esta locución, que está haciendo carrera, es claramente redundante. Basta decir “hace unas semanas” o “unas semanas atrás”, sin necesidad de juntar las dos expresiones breves en una larga.

Vaso de agua

Cita: “¿Qué se toma uno en el bar? ¿Un vaso con agua?” (radio). Comentario: No es posible tomarse un vaso con agua. Ni sin agua. Un vaso no se puede tomar, en el sentido de ‘beber’. En todo caso se puede tomar, en el sentido de ‘coger’ o ‘asir’. Lo que quiso decir, sin embargo, el comentarista radial fue “un vaso de agua”, así como habría dicho “un vaso de vino”, “una copa de brandi” o “una jarra de cerveza”, pues a lo que se quiso referir fue al contenido, es decir, a la cantidad, y no al continente, el vaso.

La falsa corrección “No diga un vaso de agua, porque el vaso no es de agua, sino de vidrio” es tan frecuente como absurda. La preposición de, en estos casos, significa ‘cantidad de líquido que cabe en’. Se usa sin mayores prevenciones en “un barril de cerveza”, “un balde de agua”, “una botella de leche”, “una copa de champaña”, pero se condena sin razón en la expresión “un vaso de agua”, que es tan correcta que figura al menos tres veces en el DLE: en la acepción 5 de la preposición de, en la 3 del sustantivo vaso y en la locución ahogarse uno en un vaso de agua.

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!




Source link

También pueden gustarte

Leer más